Correo electrónico : email

Una nueva fórmula basada en luminol

BLUESTAR® FORENSIC es un agente para la visualización de sangre basado en luminol, una molécula que es bien conocida entre los criminalistas forenses. La constitución de BLUESTAR® FORENSIC ha hecho posible eliminar elementos inconvenientes asociados con otros agentes reactivos basados en luminol.

¿Como reacciona el luminol?

Luminol (3-Aminoftalidracida) fue sintetizado por primera vez en 1853. Su propiedad de producir una reacción quimioluminiscente en solución básica en presencia de un agente oxidante al contacto con la sangre fue observada por primera vez por Albrecht en 1928.

Los componentes principales capaces de catalizar esta reacción de emitir luz son los metales de transición haem y peroxidasa. El haem es una estructura bioquímica que hace parte integral de la peroxidasa. Esta estructura está presente igualmente en la hemoglobina. De esta manera, la presencia de hemoglobina – y por lo tanto, de sangre – se puede revelar sacando ventaja de la capacidad del haem para catalizar la propiedad quimioluminiscente del luminol. En otras palabras, una mezcal de luminol + agente oxidante + agente alcalino, cuando entra en contacto con sangre, emite luz.


De luminol a BLUESTAR® FORENSIC: una breve historia

Los primeros experimentos conducidos con miras a utilizar el luminol como una herramienta de la ciencia forense fueron conducidos en 1937 por Specht, quien lo ensayó sobre una variedad de bases como prado, ladrillos o piedras, mojadas en sangre. En 1939 Proesher & Moody probaron el compuesto de Specht en sangre animal y humana.

En 1951, Grodsky propuso una mezcla de polvos compuesta de luminol, carbonato de socio y perborato de sodio con agua destilada. Es una fórmula que está todavía comercializada y utilizada por los investigadores para detectar las manchas de sangre en las escenas de crimen.

Sin embargo, el uso de carbonato de sodio produce una reacción lenta en el proceso de oxidación de la hemoglobina. Más aún, una vez que los agentes reactivos son disueltos en el agua, la vida útil de la solución es muy corta. Esta fórmula es muy inestable y es tóxica, debido a la presencia del perborato de sodio.

En 1966, Weber propuso una composición hecha de luminol, hidróxido de sodio o hidróxido de potasio, peróxido de hidrógeno diluido en agua destilada. La solución así obtenida se debe guardar en un lugar fresco, protegida de la luz directa. Su vida útil es corta. La reacción luminosa obtenida por esta composición se puede fotografiar en oscuridad total, o ser filmada con cámara de visión nocturna.

En el año 2000, Jean-Marc Lefebvre-Despeaux, presidente de BLUESTAR, encargó a Loic Blum, Ph.D., profesor de bioquímica de la Universidad Claude Bernard-Lyon y director del laboratorio de ingeniería enzimática y biomolecular (EMB2-UMR 5013 CNRS-UCBL) que encontrara una nueva fórmula que fuera basada en luminol y que eliminara todos los numerosos inconvenientes. Como resultado, Blum descubrió esta nueva fórmula que posteriormente fue llamada BLUESTAR® FORENSIC.