Correo electrónico : email

Caso # 6: ¡Sospechoso arrestado en la escena del crimen tras ponerse sus brazos azules!

El caso involucraba a un hombre que alegó estar visitando un amigo y se quedó dormido en el sofá. Cuando despertó algunas horas después asegura haber encontrado sangre en el piso y su amigo muerto. Varias horas después del descubrimiento de su amigo muerto, decidió llamar a la policía.

Tras ser interrogado por los detectives, afirmó haber estado durmiendo en el sofá, y no vio ni escuchó nada. Cuando despertó de su siesta, descubrió la sangre y su amigo muerto.

Cuando se le preguntó que hizo tras ver la escena del crimen, respondió que solo acarició el cabello de su amigo y le dijo “adiós amigo”. Cuando se le pidió que fuera al baño para revisar su persona detenidamente, el dijo que encantado ayudaría, pero que sin embargo no sabía nada.

Le explicaron que querían buscar rastros de sangre, y él gustosamente extendió sus brazos y dijo “¿Lo ven? No hay nada”, y que realmente quería ayudar pero no sabía nada.

Una vez sus brazos fueron rociados con BLUESTAR® FORENSIC y el sospechoso vio la sangre que creyó haber lavado de sus brazos, inmediatamente dijo “Quiero a mi abogado” y dejó de cooperar con los detectives.

Una vez rociado con BLUESTAR® FORENSIC el lavamanos del baño también reveló la presencia de sangre.