La historia de BLUESTAR®

De Luminol a BLUESTAR® : LA HISTORIA

Los primeros experimentos con miras a utilizar luminol como una herramienta de la ciencia forense fueron realizados en 1937 por Specht, que hizo pruebas en una variedad de bases como pelusas, ladrillos o piedras manchadas con sangre.

En 1939 Proesher &amp y Moody probaron el compuesto de Specht en sangre animal y humana.

En 1951, Grodsky propuso una mezcla de polvos compuestos de luminol, carbonato de sodio, perborato de sodio y agua destilada. Esta fórmula es todavía comercializada y utilizada por los investigadores para detectar manchas de sangre en las escenas de crimen. Cabe señalar que el uso de carbonato de sodio produce una reacción lenta en el proceso de oxidación de la hemoglobina, dando poca luminosidad y de corta duración.

Además, una vez que los agentes reactivos son disueltos en el agua, la vida útil de la solución es muy corta. Esta fórmula es muy inestable y tóxica, debido a la presencia de perborato de sodio.

En 1966, Weber propuso una composición hecha de luminol, hidróxido de sodio o hidróxido de potasio y peróxido de hidrógeno diluidos en agua destilada. La solución así obtenida se debe guardar en un lugar fresco, protegida de la luz directa. Su vida útil es corta. La reacción luminosa se puede fotografiar en oscuridad total o filmar con una cámara de visión nocturna.

BLUESTAR® FORENSIC: Una nueva fórmula a base de luminol

En el año 2000, Jean-Marc Lefebvre-Despeaux, presidente de BLUESTAR, encargó al Dr. Loic Blum, profesor de bioquímica de la Universidad Claude Bernard-Lyon y director del laboratorio de ingeniería enzimática y biomolecular (EMB2-UMR 5013 CNRS-UCBL) que encontrara una nueva fórmula a base de luminol que eliminara los numerosos inconvenientes de las otras fórmulas. Blum descubrió así un producto nuevo, una fórmula que posteriormente fue llamada BLUESTAR® FORENSIC.

Ahora es utilizado por investigadores forenses en más de 95 países y es reconocido como el detector de sangre más eficaz del mercado mundial. Se han realizado muchos estudios y publicaciones científicas sobre BLUESTAR® FORENSIC. También se le cita en numerosos artículos periodísticos en la solución de investigaciones penales. Puede encontrar toda la información en nuestro sitio web.

BLUESTAR® FORENSIC no solo se puede utilizar para detectar rastros muy pequeños, sino también muy antiguos. Por ejemplo, en arqueología para descubrir rastros de sangre que se remontan a cientos de años.